Bangkok

/Bangkok

Bangkok

2º Día en Bangkok

Empieza un nuevo día:

1ª cosa, felicitar a Coco aprovechando el WIFI del hotel;

2ª cosa, duchita para espabilarnos.

3ª cosa, bajar a la entrada para desayunar. En el menú habían distintas opciones: huevos fritos con salchichas, tortilla, tostadas…pero nosotros pedimos un PhadTai y un arroz con jamón y bacon, aunque también llevaba huevo, y la señora nos trajo, 2 tés, 2 vasitos de agua y dos de zumo. Con el estómago lleno, nos pusimos en marcha!

DSCF2673

Volvimos a nuestra estación de metro Rachatevee y esta vez teníamos que llegar hasta la otra punta, Mon Chit, donde está la estación de autobuses hacia Aranya Prathet (la frontera con Camboya). Lo que pasa es que llegamos a Mon Chit y en el mapa todo parecía sencillo: atravesar el parque y llegábamos. Como pensamos que tal vez el 1/1/2013, cuando queremos ir a Camboya, el parque esté cerrado porque hay que salir muy temprano, decidimos rodearlo. Pero es enoooorme.

 

parque

Al final optamos por entrar al parque por otra entrada y atravesarlo. Preguntábamos por la estación a cada guardia que nos íbamos encontrando. El parque es inmenso, muy limpito y se llama Chatuchak, como el mercado de los fines de semana.

Tras rodearlo, llegamos finalmente a la estación:

“Eastern Bus Terminal” (Chatuchak) จตุจักร.

Hemos visto que efectivamente salen guaguas hacia Aranya Prathet desde las 3 de la mañana hasta las 18. Así que cuando volvamos a Bangkok iremos a comprar el billete que cuesta entre 223 y 230 Bath .

Decidimos volver al centro, hacia el Wat alrun, así que como estábamos en la estación de guaguas, preguntamos en el chiringuito de información, si había alguna que pasara por allí, nos indicó la 509 y el chófer y la chica que controlaba los billetes nos dijeron que ellos nos avisarían. Así que… vámonos!

bus

En la guagua un señor nos hizo un fantástico plano y nos dijo donde teníamos que bajar para coger la guagua nº 57 y así llegar al Wat. Como se bajó antes que nosotros, le dijo a unos chicos que nos avisaran. Al final las indicaciones fueron buenas.

El Wat estaba decorado con lámparas de muchos colores que daban una bonita sensación. El templo es muy curioso, está recubiero completamente con trozos de cerámica y tiene unas escaleras altísimas.

wat

A la derecha hay otro templo custodiado por dos altas figuras.

entrada

El interior está formado por un patio con una templo cuadrado, y rodeándolo, un pasillo repleto de budas sentados, y en el muro inferior, habían recordatorios, flores, fotos, así que imaginamos que fuese un cementerio.

templo

Después fuimos a coger el “ferry” que por 3 Bath te cruza al otro lado del río, y por allí nos perdimos callejeando. Encontramos una calle donde hacían budas, también a unos chicos que esperaban a su amiga que estaba en la “esteticista” que tenía un sistema curioso que consistía en golpearle la cara con una hilo tirante que mantenía con la boca; también muchísimos puestos con figuritas de buda, relicarios con estuches diferentes. Algunos los estudian y los observan con lupas que se ponen en el ojo, como cuando miran los diamantes!

Después nos dirijimos hacia el Wat Saket o Montaña de oro, un templo que está en lo alto de una colina y está recubierto de “oro”. Las vistas de la ciudad son estupendas y subiendo uno se encuentra con varios grupos de campanas, y monjes y no monjes se entretienen tocándolas.

.Immagine

No pudimos entrar a la parte más alta, porque a las 17.30 cierran, pero disfrutamos del panorama y del fresquito que por fin corría en Bangkok.
Para llegar, lo hicimos a pie, pasando por la gran explanada que hay delante del Palacio Real, pero ahora, para volver al hotel teníamos que ir en dirección contraria. Preguntamos por una guagua que nos llevase al metro Rachatevee y nos dijeron la nº2, pero después, al llegar a la parada, un chico nos indicó la nº79, así que confiamos y subimos. Había menos tráfico que por la mañana, así que fuimos “bastante” rápido. Nos avisaron dónde teníamos que bajar, justo delante de la parada del metro.

Pasamos por el Lemon Seed, pero salimos enseguida para ir a cenar. Nos acercamos al COCOWALK, una especie de centro comercial con locales y restaurantes, cerca del metro. Nos sentamos en el bar RETRO, y pedimos un PadThai y unos noodles. No salimos muy contentos a causa del servicio, primero trajo el Padthai y después de 30 minutos me trajo los noodles (yo creo que se olvidó 🙁 ). Fueron 80 Bath X 2 + 100 Bath por una cerveza Tiger grande.

Al volver, hicimos el chekin del vuelo Yangon- Bangkok y comprobamos que teníamos los códigos necesarios para estampar al día siguiente la tarjeta de embarque para el vuelo Bangkok- Mandalay (Air Asia nos mandó un código, un QR Code y directamente en una máquina del aeropuerto podremos imprimir las tarjetas)

Así que, cenados y organizados, nos fuimos a roncar!

By | 2016-07-20T10:09:49+00:00 febbraio 6th, 2014|BIRMANIA|0 Comments

Leave A Comment

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: