¿Viajas a Gran Canaria? ¿Ya sueñas con sus playas y clima estupendos? Seguro que disfrutarás al máximo. Pero sabías que la isla tiene un interior con barrancos y cumbres que nada tienen que envidiar a los decorados de las películas del oeste.

Te proponemos alejarte de la vivacidad de Maspalomas y Playa del Inglés, en el sur de la isla, dejando atrás sus conocidas Dunas, para adentrarte en el corazón de Gran Canaria, descubriendo Fataga, Tunte, Artenara y Tejeda.

DEGOLLADA DE LAS YEGUAS

Asómate al Belvedere para empezar a admirar y acercarte al paisaje que vas a encontrar en esta ruta, impresionantes barrancos y flora local, tabaibas, cardones y alguna palmera. A lo lejos, si te fijas, aún se ve el mar.  Estás entrando en un Reserva Mundial de la Biosfera y Paisaje Protegido de la UNESCO, desde junio del 2005.

FATAGA

Seguimos en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, recorriendo el barranco de Fataga, hasta llegar al pueblo de Fataga. Es un pequeño pueblo de casas blancas con muchas flores, calles estrechas y rodeado de un hermoso palmeral. En la plaza verás la pequeña iglesia de San José.

TUNTE

Tunte se encuentra en el centro de la Caldera de Tirajana lo que lo ha convertido en una especie de cruce de caminos entre el norte y el sur de la isla. Su centro es muy bonito. Atención porque es fácil confundir San Bartolomé de Tirajana (nombre del municipio) con Tunte (capital del municipio).

Una curiosidad, ¿sabías que en la isla también se puede realizar el Camino de Santiago y ganar el Jubileo, reconocido como tal en 1965?

La primera etapa inicia precisamente en Tunte, llevándote hasta la Cruz de Tejeda (16,8 km). La segunda termina en la Iglesia de Santiago de los Caballeros en Gáldar (30,4 km), en el norte de la isla.

Se trata de dos etapas duras con fuerte desnivel, pero conocer y atravesar paisajes únicos, te aliviarán el cansancio.

TEJEDA

Tejeda, declarado uno de los Pueblos más bonitos de España, es una visita obligada. Pasear por sus calles admirando el entorno, con las vistas al Roque Bentaiga, símbolo de la isla junto al famoso Roque Nublo y El Fraile, a su lado.

Se ve clara la caldera y la fuerza volcánica. Este pueblo también es rico en restos arqueológicos de los antiguos aborígenes de la isla. El Centro de Interpretación del Roque Bentayga, de acceso gratuito, ayuda a entender el entorno arqueológico y paisajístico. Se puede recorrer también un corto y fácil sendero circular.

ARTENARA

Es el municipio más alto (a 1270m) y el menos poblado de Gran Canaria. En Artenara podrás conocer las casas cuevas, que aún vienen utilizadas, ya que mantienen una temperatura constante y ayudan a soportar el clima rígido de esta zona. Visita el Museo Etnográfico Casas Cuevas de Artenara, con entrada gratuita, para aprender más de estos espacios singulares.

Desde el Mirador de la Atalaya, podrás ver muchas de ellas. Hay otro mirador conocido con el nombre de Mirador de Unamuno desde el que admirar una “tempestad de piedra” impresionante, tal y como lo definió el escritor durante su visita en la isla.

Puedes disfrutar también del Parque Natural de Tamadaba, para hacer alguna caminata.

¿Dónde dormir?

En esta ruta no tendrás problemas para encontrar hoteles rurales, casas cuevas o incluso dormir en el Parador Nacional de Cruz de Tejeda, en plena naturaleza