Íbamos a estar en Siem Reap unos días, y después de visitar los fantásticos templos de Angkor teníamos ganas de hacer algo diferente. Estuvimos leyendo sobre asociaciones locales, como por ejemplo Osmose, que proponían diferentes itinerarios y actividades, ya fueran cursos de cocina, paseos en bicicleta o la visita a los pueblos flotantes del Lago Tonle Sap.

ellagotonlesap1

Nos interesó enseguida el lago, el más grande del sudeste asiático, pero estábamos preocupados por los comentarios de otros viajeros, ya que no parecían muy satisfechos.

Al final, dejamos de lado las asociaciones y decidimos hacerlo por libre. Hablamos con el chico del tuk-tuk que colaboraba con nuestro hotel  y negociamos el precio: 15$ por los cuatro que éramos para que nos llevase al pueblo Kampong Phluk. Queríamos evitar Chong Khneas, demasiado comercial. Otra opción es viajar a Battambang, pasando por Prek Toal, pero supone tener más días a disposición. Después pagaríamos 20$ por persona por la entrada al parque y el paseo en barca. Hay otra excursión en piragua que cuesta 5$ adicionales, pero siendo la estación seca ya que fuimos en abril, no nos lo propusieron.

Salimos a las 14.00 de Siem Reap y regresamos sobre las 18.00, así que cuenten 4 horitas de excursión.

El recorrido en tuk-tuk es por caminos desterrados, pero fue entretenido, viendo a los niños salir de la escuela, familias de 3, 4 y hasta 5 personas en una moto, vacas que se cruzaban por el camino.

vacas1

Al llegar al, digamos, «puerto», pagamos nuestros 20$ y un jovencito nos indicó cual era nuestra barca.

barquero1

nosotros

No había mucha agua, así que costó un poco salir de allí.

yelagua1

Íbamos viendo los palafitos, alguna carilla que nos miraba, mujeres lavando ropa, hasta que llegamos a la parte más ancha del lago.

palafitos1

casaslago1

Cualquier extensión de agua nos gusta, creo que es una especie de atracción, así que también el atravesar este Lago fue una experiencia bonita, viendo las casas y una escuela, hasta que nuestros barqueros nos llevaron a una especie de «bar» y allí tomamos un refresco. Nos enseñaron unos cocodrilos que tenían en una jaula.

Al regresar al «puerto» de partida, le pedimos al chico del tuk-tuk si nos llevaba al pueblo Kampong Phluk por tierra, y allí fuimos.

casadelpueblo1

Visitamos una escuela repleta de niños que jugaban en el patio y otros que estudiaban en las aulas. Saludamos a los profesores.

escuelatonlesap1

clasetonlesap1

Lo bueno fue que llevamos unas camisetas y las repartimos entre las mamás, porque sino, aquí si que son insistentes para que compres material para la escuela y da pena tener que decir constantemente que no. Las camisetas las agradecieron un montón.

Y ya nos encaminamos de vuelta a Siem Reap. Fuimos a cenar a un restaurante en la zona del Old Market y probamos una receta típica, el lom lak. El lugar tenía buenos precios y bastante variedad.